A finales de los años 80 nacía la escuela de danza Patricia Domenech con el único objetivo de acercar la danza y el baile a todo aquel que pudiera estar interesado en aprenderlas. 

Las clases de biodanza están orientadas a mejorar en todo momento tu estado anímico y emocional, a la vez que cultivas tu físico. Utiliza los sentimientos provocados por la música y el movimiento, profundizando en la propia conciencia y con múltiples beneficios psico-emocionales.

Con el paso de los años, y ante las peticiones de sus alumnos, se fueron incorporando otras modalidades de baile a su catálogo docente: bailes de salón, ritmos tropicales, danzas contemporáneas, folclore… 

Hoy en día es uno de los pocos centros donde se imparten clases de biodanza en Leganés, una disciplina de grandes beneficios rehabilitadores. 


Publicado: 12 de Diciembre de 2017 a las 09:27