Ya sabes que, además de asistir a nuestras clases de baile en Leganés, puedes hacer lo mismo con las de canto. Por eso queremos darte en las siguientes líneas unos consejos para calentar la voz, algo básico antes de ponernos de lleno con la clase.


No podemos olvidarnos de que al cantar estamos usando determinados músculos del cuerpo que requieren una preparación previa. Sin calentamiento no obtendremos la misma flexibilidad que con unos correctos ejercicios previos. En la Escuela de danza Patricia Doménech te advertimos de que no hacer un calentamiento previo puede provocar muchos problemas. No estaremos haciendo otra cosa que forzar nuestra voz cuanto necesitemos llegar a las notas agudas. Estaremos también ejerciendo demasiada presión incluso en la voz de pecho.


Por todo lo anterior, hay que calentar la voz siguiendo determinadas pautas. Se trata de estirar suavemente los músculos encargados de manipular las cuerdas vocales. Hay que usar un volumen bajo y saber bien qué notas hay que trabajar. Lo recomendable es usar las notas donde estemos más cómodos. Para ello haremos una nota en voz de pecho y otra en voz de cabeza. Al igual que hacen en nuestras clases de baile en Leganés, los profesores de canto personalizarán los ejercicios de calentamiento en función de tus capacidades y de tu nivel. De todas formas, el ejercicio básico será el lip bubble. Este nos permite utilizar la voz de manera muy suave para acceder a la voz de cabeza. Para calentar y hallar nuestra voz mixta accediendo a ella sin forzar el mejor ejercicio es el de la voz de bruja a un volumen bajo.