1. Yoga ¿Estás buscando clases de yoga en Leganés? Esta disciplina originaria de la India ha despertado un gran interés entre nuestros socios. Se trata de un ejercicio en el que el cuerpo y mente salen totalmente reforzados. Así lo aseguran quienes lo han probado. En el plano mental, disminuye el estrés, favorece la concentración y nos ayuda a estar más animados. En lo físico, el cuerpo parece tener más energía, mejora la flexibilidad en articulaciones y músculos y moldea el cuerpo. 
  2. Flamenco y sevillanasTanto el flamenco como las sevillanas son dos bailes típicos de Andalucía que han tenido muy buena acogida fuera de esta región. Un ejemplo de ello son las numerosas escuelas de baile que hay repartidas por todo el mundo. La Escuela de danza Patricia Doménech es una de ellas. Son bailes muy expresivos que desbordan pasión y sensualidad. Los pasos básicos son muy sencillos. Una práctica constante y un buen profesor que te asesore son la clave del éxito.
  3. Bailes de salónLos bailes de salón como el tango, el cha-cha-chá, el pasodoble o el vals, entre otros, es la mejor opción para aquellas personas que buscan no solo tonificar su cuerpo, también una actividad amena y divertida que les permita superar su timidez y relacionarse con los demás. Aunque muchos piensen que los bailes de salón están diseñados para las personas mayores se equivocan. Cada vez más jóvenes se interesan por estas clases. Hay quienes han nacido con un talento especial para el baile, pero también se puede aprender.
  4. Street DanceEs un estilo de baile donde predomina la improvisación y donde se potencia la creatividad y la originalidad en los pasos. Aunque está muy de moda en la actualidad, empezó en los años 70 en las calles del Bronx y Brooklyn, en Nueva York, entre los jóvenes de una comunidad latina y afroamericana que vivían en una situación de pobreza. Tiene su origen en los espacios suburbanos y como su propio nombre indica, es el 'baile de la calle'. 
  5. BiodanzaNos valemos de la música, de los movimientos y de la interacción con los demás para demostrar y transmitir todo lo que llevamos dentro. Exteriorizamos todo lo que sentimos sin utilizar para ello las palabras. Los que participan en las clases de biodanza simplemente se dejan llevar, con la ventaja de que todo el mundo, independientemente de su edad, lo puede practicar. Si estás interesado en estas clases o en las clases de yoga en Leganés, pide información en la Escuela de danza Patricia Doménech.